Pinos, dunas y cámaras en Doñana

Madrugamos para hacer el tour por el parque. Yo recordaba haber ido con unos 12 años en octavo de EGB y nos subieron a unos pequeños autobuses 4×4 que nos metían por las dunas, una aventura total que esperaba repetir. Sin embargo, cuando me puse a averiguar los tours que había, me encontré con que había cientos de operadoras que se llaman de forma semejante y con información confusa. Finalmente opté por una en la que entendía que veríamos las marismas y también las dunas. Cuando salimos nos explicaron que esa ruta no visitaba las dunas y que se metía solamente por las marismas y los bosques de pino. Adicionalmente, la van no era de las que yo recordaba, era simplemente una furgoneta con los cristales empañados. Nos dan un trozo de papel y nos dicen que vayamos limpiando el baho con eso. Así que refunfuñando, y sin poder hacer fotos a través de ese sucio cristal, nos internamos en los bosques de pinos del parque, hasta llegar a las marismas y el centro de interpretación José Antonio Valverde. Por el camino salió el sol y de desempañaron los cristales, pero igualmente, no había ni paradas en lugares clave ni momentos para fotografiar desde fuera de la furgoneta. Desde el centro de interpretación se ven unas lagunas con bastantes aves diferentes, la vista es bonita y en ese rato ya se me pasó un poco el mal humor. Nos dejaron de vuelta en El Rocío, donde visitamos el Santuario de Nuestra Señora del Rocío y paseamos un poco por este pequeño pueblo far west.