Belgica, el pais donde el cielo era siempre blanco

Esta entrada pretendia haberla hecho desde Espana, pero debido a unos contratiempos, sigo en Lille. Ayer salia mi vuelo para Madrid, pero cuando llegue al aeropuerto me encontre con una huelga de controladores belgas, y todos los vuelos suspendidos. Hoy es huelga general en Espana, por lo que tampoco hay vuelos…. y me vi obligado a volverme a Lille para tomar el vuelo que me han adjudicado manana jueves… una locura y sobre todo un gasto de dinero extra en trenes Charleroi-Lille-Charleroi absurdo. Pero bueno, tampoco me he muerto, y al menos tenia casa donde quedarme a dormir, porque si no,

Tormenta Agatha

Este fin de semana ha caido la graaan lluvia. Una lluvia que no ha parado en dos días. Pero no una lluvia de esas de las que conocemos en España, flojitas y con un granizo gordo de vez en cuando. Aquí, cada gota es como un cubo de agua directo a la cabeza, y como dije, no ha parado durante dos días. La tierra no ha podido tragar más y se ha saturado, los ríos han crecido y han subido por encima de los puentes y las carreteras; las carreteras y los puentes se han roto y se han caido. Las

San Francisco Menéndez

El martes hicimos la primera visita a San Francisco Menéndez para empezar el proyecto, que como dije anteriormente se llevará a cabo en cuatro comunidades del municipio. Es la frontera con Guatemala, y el teléfono se volvió loco mandando mensajes de “Bienvenido a Guatemala”. Todo empezó bien, conocimos las comunidades (El Tamarindo, Bola de Monte, Garita Palmera y Brisas del Mar). Paseamos por las preciosas playas y comimos una mariscada con langosta incluida, una delicia. En Brisas de Mar se nos quedó el coche enterrado en la arena, y tras hora y media intentándolo sacar con ayuda de los lugareños, nos

Mis queridos chilenos

Me desperté el sábado por la mañana con la triste noticia del terremoto, y los diarios no transmitían correctamente la magnitud de la catástrofe. Setenta muertos dijeron cuando me fui de casa para irme a la playa; escribí unos mensajes en facebook, pero imaginé que todos estarían bien, no era un número muy significativo. Llego a la playa, sin comunicación con el mundo exterior, y nos alertan del peligro de tsunami; estuvimos pendientes de la mar toda la mañana, pero finalmente no pasó nada. Pasamos un fin de semana muy ameno con despedida y cumpleaños incluido. Andrea, la compañera de casa