Torres del Paine

No sé dónde había leido o quién me había dicho, o en qué momento lo había soñado, pero yo sabía (o creía) que este maravilloso lugar del mundo era casi imposible verlo sin nubes, y casualidades de la vida, nosotros hemos podido verlo sin una nube, a cielo abierto, cielo azul y sol pegando fuerte en nuestras mejillas, algo maravilloso, algo que no podría explicar con letras, porque por muchos adjetivos que escriba no podrían llegar a acercarse siquiera a lo que hay fijado en mis retinas. Nos juntamos Ralf y yo con nuestras intrépidas cinco compañeras de viaje (Eider, Irati, Merche, Ana y Miren) en Punta Arenas, hicimos noche en Puerto Natales y tiramos hacia Torres del Paine, dispuestos

No sĂ© si podrĂ© hacer esto todos los dĂ­as…

…pero como hoy puedo, pues voy a hacerlo. Ya hemos visto los pingĂŒinos de Magallanes, son increibles, nunca habĂ­a podido verlos en libertad y la verdad que son una preciosidad, ya un poco acostumbrados a la presencia humana en las pingĂŒineras, pero siguen con su ritmo de vida ajenos a lo que les ocurra al rededor, alucinante. Punta Arenas ha resultado bastante mejor de lo que parecĂ­a en un principio, tiene algunas cositas que ver como el cementerio o la estatua del indio al que hay que besarle un pie porque trae suerte y significa que volverĂĄs a Patagonia alguna vez en tu vida. TambiĂ©n fuimos hoy a lo del fuerte bulnes y al “final del continente americano”. Sobre esto

Punta Arenas

Aqui estamos Ralf y yo en el hostal mĂĄs barato de la ciudad, tiene internet!! Mañana nos vamos al seno Otway y al fuerte Bulnes, pinchad en los nombres para que podais haceros una idea de lo que es, porque no tengo mucho tiempo para andar con el ordenador… HarĂ© fotos y mañana a la noche las subo si tengo el tiempo!! PingĂŒinos, pingĂŒinos y mĂĄs pingĂŒinos, por fin!!!PINGÜINO DE MAGALLANES