En medio del Atl√°ntico

Despu√©s de cinco a√Īos viviendo en Quito, la vida cambi√≥ de repente. Ecuador ha sido el pa√≠s en el que m√°s a√Īos he pasado desde que sal√≠ de Espa√Īa, y puede ser el pa√≠s que m√°s haya recorrido, del que m√°s rincones conozco y uno de los m√°s bonitos del mundo. All√≠ me cas√© con Ver√≥nica y all√≠ he tenido y sigo teniendo una familia encantadora. Aunque el blog lleva varios a√Īos con un ritmo un poco atrasado respecto a mi vida, el confinamiento est√° permitiendo ponerme al d√≠a, terminar de editar todas las fotos que ten√≠a acumuladas y escribir las entradas sobre los viajes hechos en el √ļltimo a√Īo. A d√≠a de hoy me quedan solamente dos entradas para

Loja, la provincia de las mil sorpresas

En el mes de marzo hicimos una escapadita hasta la provincia de Loja de nuevo. Aunque ya hab√≠amos estado un par de veces, aqu√≠ se oculta uno de los lugares que m√°s curiosidad me ha dado desde que llegu√© a Ecuador, y por fin √≠bamos a poder conocerlo; el bosque petrificado de Puyango. Fuimos en un autob√ļs nocturno y alquilamos un coche en la ciudad de Loja para desplazarnos por la zona. Esta es, sin duda, la provincia que peor accesibilidad vial tiene, muchas de sus carreteras est√°n sin asfaltar y muchos de sus pueblos est√°n aislados del pa√≠s. Entre carreteras de ripio llegamos a Zaruma, este pueblo encantador que ya hab√≠amos visitado en una ocasi√≥n anteriormente. Despu√©s de pasear,

Subiendo al glaciar en el Cotopaxi

Un fin de semana cualquiera, más concretamente el del 8-9 de Diciembre de 2018, nos fuimos Vero, Mario y yo hasta el Cotopaxi. Aunque había ido varias veces a este Parque Nacional, nunca había subido caminando hasta el refugio, y mucho menos hasta los pies del glaciar. Dejamos el coche en el parquing que está a los pies del refugio y caminamos los escasos metros que lo separan de él, por una pendiente con una inclinación pronunciadísima, que sumada a la altura, hace que uno pierda el aliento y se le salga el corazón por la boca. Una vez en el refugio, nos tomamos un mate de coca y cogimos fuerzas para caminar los 20 minutos que separan a este

Saraguro y el cerro Mandango

Despu√©s de hacer noche en Guayzimi, llegamos a Loja casi sin darnos cuenta; y desde all√≠ cog√≠ un autob√ļs hasta Saraguro, conocido por su pueblo ind√≠gena, caracterizado por llevar un sombrero hecho en lana de oveja y pintado con manchas blancas y negras como si fuese una vaca. All√≠ conoc√≠ a Herman, due√Īo de un restaurante en la plaza, y que probablemente sea donde mejor se coma de todo el pueblo; el restaurante La Muguna. √Čl me llev√≥ a conocer un taller de f√°brica de sombreros, donde una pareja de artesanos fabrican, arreglan y venden estos sombreros caracter√≠sticos, que esconden, adem√°s de mucha tradici√≥n, muchos secretos familiares y conocimientos de fabricaci√≥n exclusivos de cada familia. Es incre√≠ble c√≥mo en un

Viajes bien aprovechados – Alto Nangaritza

Aprovechando uno de los viajes que tuve que hacer por trabajo, aterric√© en la ciudad de Loja, cuna de artes y hermosa capital del sur ecuatoriano, de la que ya habl√© en ocasiones anteriores. Aunque era poco factible, llevaba mucho tiempo empe√Īado en poder visitar el Alto Nangaritza, en la provincia vecina de Zamora (de la que ya habl√© tambi√©n en entradas anteriores), la parte amaz√≥nica m√°s al sur del pa√≠s. Hice el c√°lculo del tiempo necesario para acceder a este lugar y encontr√© a un chico que iba a salir con otras dos personas para realizar una excursi√≥n de d√≠a completo a la zona. Esta era la manera m√°s sencilla de ir; que alguien me llevase y me trajese,

La ciudad pintada en “Quito Luces”

All√° por el a√Īo 1996, mi t√≠o Jose Luis Yuste inventaba (o “no hab√≠a antecedentes conocidos”, como rezaba este art√≠culo de El Pa√≠s) una t√©cnica que iba “entre la artesan√≠a y la tecnolog√≠a”. Consist√≠a en “pintar” con un proyector de alta potencia, los monumentos de Madrid. As√≠ se pase√≥ por algunos lugares, y durante unos dos o tres a√Īos, se dedic√≥ a proyectar acetatos con dibujos sobre los monumentos m√°s importantes de Espa√Īa.¬†Con el tiempo, sucedi√≥ lo inevitable, otra gente empez√≥ a hacerlo y poco a poco esta t√©cnica se fue perfeccionando y mostrando por el mundo sin que el nombre de Jose Luis fuese mencionado en ning√ļn sitio. A d√≠a de hoy, esta t√©cnica, conocida como mapping, se hace

Seracs en el Cayambe

Desde hac√≠a tiempo sab√≠amos que Mari se hab√≠a apuntado para competir en la primera competici√≥n de escalada en hielo del Ecuador (Serak 2018). Nos dijo que era muy accesible llegar hasta el glaciar del volc√°n Cayambe, y que aunque no tuvi√©semos buena forma f√≠sica, podr√≠amos alcanzarlo sin problema. As√≠ que tres valientes (Felix, Dominique y un servidor) nos apuntamos para acompa√Īar a Mari a la competici√≥n y a “hacerle barra”. Seg√ļn ella, deb√≠amos alquilar unas botas de alta monta√Īa con crampones porque nos iba a ense√Īar a pasear un poco sobre el glaciar, y que aunque no lo hubi√©semos hecho nunca, no pasaba nada. As√≠ que sin un equipo suficiente, con unas botas y unas herramientas que no hab√≠amos usado

Territorio √Čtnico Waorani

Despu√©s del viaje realizado al Parque Nacional Yasun√≠ el a√Īo pasado, segu√≠amos con curiosidad sobre este salvaje lugar. En esta ocasi√≥n, contactando con Pablo, quien fue nuestro gu√≠a la otra ocasi√≥n, conseguimos programar una salida al Territorio √Čtnico Waorani, justo insertado en el hueco que deja la U que forma el parque, y siendo parte de la Reserva de la Biosfera Yasun√≠. Sin tener muy claro ni hacia d√≥nde √≠bamos, nos encontramos con √©l en el Coca, desde donde bajamos por la v√≠a Auca hasta el puesto de control conjunto que tienen el Ministerio del Ambiente y el de Defensa. Aqu√≠ supimos que el r√≠o que √≠bamos a tomar (Shiripuno) era el que pasaba por la Zona Intangible del parque,

Visitas amiguiles

Ya llevo casi 4 a√Īos en Ecuador, ¬°¬°c√≥mo pasa el tiempo!! Y algunos amigos han ido pasando por aqu√≠ de visita; no tantos como me gustar√≠a, pero poco a poco se han ido animando algunos. Los √ļltimos que se apuntaron a conocer este fant√°stico pa√≠s fueron David, Mariya y C√©sar. Aunque no pude acompa√Īarles a todos los lugares que me habr√≠a gustado, pudimos hacer algunos paseos interesantes. Visitamos juntos Otavalo, Ibarra, La laguna de Cuicocha, la cascada de Peguche y la Reserva de Producci√≥n de Fauna Cuyabeno, pasando en el camino por la cascada M√°gica y la cascada de San Rafael en el PN Cayambe Coca. Tambi√©n visitamos la Reserva Ecol√≥gica El √Āngel y pudimos conocer cerca de Mindo el Refugio

Reasentamientos en Manabí y Esmeraldas

Como sab√©is, en 2016 tembl√≥ la tierra ecuatoriana, y un terremoto de 7.8 grados, destroz√≥ una gran parte del pa√≠s. Este sismo principalmente afect√≥ a las provincias de Esmeraldas y Manab√≠, causando un gran n√ļmero de muertes y destrucci√≥n de m√ļltiples viviendas. Con mi trabajo actual, y en asociaci√≥n con otras ONG estamos dise√Īando un proyecto para apoyar a todas estas familias que se han visto perjudicadas y que necesitar√°n un empuj√≥n para recuperar su estado previo al terremoto. En una de las visitas que hicimos a la zona, pude fotografiar los reasentamientos que ha construido el gobierno para algunas de estas familias. Dicen que a√ļn quedan por construir 100.000 viviendas en las dos provincias. Aqu√≠ dejo algunas fotos para

El mirador del oso andino

Nos fuimos con Vero a visitar un lugar que yo hab√≠a visto por internet hace tiempo. Una casita perdida en un pueblo cercano de Ibarra llamado San Jos√© de Sigsipamba. Las im√°genes casi diarias de avistamientos de oso de anteojos promocionadas en su facebook llamaban la atenci√≥n e incitaban a ir hacia all√°. Cuando llegamos, anocheciendo, nos estaba esperando Danilo, entusiasmado y ansioso por mostrarnos los osos de anteojos que se pueden ver al otro lado de la quebrada a la que da su propiedad. Cenamos un plato tradicional mientras escuchamos mil historias del lugar y vimos los m√ļltiples v√≠deos que √©l quiso ense√Īarnos. Por la ma√Īana nos despertaron con urgencia pidi√©ndonos que “como estuvi√©semos” fu√©semos corriendo hasta esta quebrada

Amarillo era el infinito

Empieza el nuevo a√Īo 2018, y desde que llegu√© a Ecuador, muchas personas me hab√≠an hablado de uno de los atractivos menos conocidos del pa√≠s; los guayacanes en flor. Os preguntar√©is qu√© es un guayac√°n, igual que me lo preguntaba yo. Se trata de un √°rbol caracter√≠stico del bosque seco cuya madera ha sido tradicionalmente utilizada para la elaboraci√≥n de muebles muy resistentes. En Ecuador, hay una gran cantidad de estos √°rboles en la frontera Ecuador-Per√ļ, conformando una reserva de la biosfera de aproximadamente 500.000 hect√°reas denominada “Reserva de la Biosfera Bosque Seco”. Lo caracter√≠stico de este bosque, es que, cuando aparentemente m√°s seco est√° y cuando se encuentra sin hojas, al recibir las primeras lluvias de enero, florece de manera

Mujeres de las alturas

A finales de a√Īo estuve visitando una de las comunidades m√°s perdida en las alturas que he conocido en mi vida. La peque√Īa comunidad de San Francisco de Apunac en la provincia de Chimborazo, donde una serie de mujeres trabajan la qu√≠noa de manera org√°nica. Pudimos ir acompa√Īados de Fabiola, una l√≠der comunitaria que hizo unas peque√Īas capacitaciones en ese momento.   Ver pasar la vida desde las alturas y las condiciones en las que se desarrolla, le hace a uno abrir los ojos y mirar hacia abajo con una perspectiva muy diferente. A veces conviene subir alto para poder mirar desde abajo.   Dejo unas fotos de estas hermosas se√Īoras y los paisajes en los que viven. Fecha: 1

Manabí profundo

Hace unos meses tuve la oportunidad de participar en el Programa de Adaptaci√≥n Basada en Ecosistemas¬†para apoyar con el banco de fotograf√≠as del proyecto. Este proyecto se est√° ejecutando en los GAD de Honorato Vasquez y Membrillal, en las zonas de Manab√≠ del interior. ¬† Pude conocer a muchas personas de la zona, sus iniciativas y expectativas, los emprendimientos que con tanta ilusi√≥n llevan adelante y la alegr√≠a con la que lo hacen. Fotografi√© el bosque seco y sus gigantes ceibos, un poco de la biodiversidad de la zona, y tambi√©n pude conocer la famosa laguna de la Poza Honda, donde cientos de cormoranes habitan en armon√≠a con la naturaleza.   Dejo por aqu√≠ algunas de las fotos de esta

Rucu Pichincha con la lengua fuera

En noviembre decidimos subir hasta la cumbre del volc√°n Pichincha, el volc√°n caracter√≠stico visible desde casi cualquier punto de la ciudad de Quito. Hicimos la famosa subida en telef√©rico y comenzamos a caminar por uno de los senderos que te dirigen hacia la cumbre, conocida como “Rucu Pichincha”, que quiere decir “Viejo Pichincha” en quichua.   El camino fue tranquilo, pasito a pasito fuimos avanzando hasta llegar al arenal, una zona algo m√°s dif√≠cil para subir por la cantidad de arena volc√°nica que te hace retroceder un paso por cada tres. Tras superar esta parte, y ya con el grupo dividido entre los fitness y los que no lo somos, llegamos hasta la zona de las rocas. Aqu√≠ el cansancio